Karen Codner2 Comments

Memoria de una cumpleañera

Karen Codner2 Comments
Memoria de una cumpleañera

Escribo en una cafetería en plena avenida Vitacura. Esta mañana hice dos horas de deporte, ahora espero mi desayuno, una paila de huevo, pan y té. Hasta ayer no tenía idea sobre lo que iba a escribir, pero me di cuenta de que noviembre es un mes que nos exige mucho, ya sea por las fiestas de fin de año, graduaciones, cumpleaños.

Justamente, quiero volver a reflexionar sobre los cumpleaños. Hoy conozco a seis personas que celebran años, ayer dos, mañana, otros más y me incluyo. Cumplo 46 años y la verdad, es que son una buena cantidad, pero sin duda los he tenido que trabajar en el ámbito personal y espero hacerlo por mucho tiempo más.

Anoche antes de dormirme se me ocurrió hacer memoria. Hacer unas listas con los inventos contemporáneos que más ocupamos y con los que ya casi han quedado para la historia.

 

Inventos de los últimos 50 años

Teléfono celular, fax, correo electrónico, máquinas robóticas que cocinan, computadores, cigarrillos electrónicos, Excel, Microsoft word, Paint, Xbox, Nintendo, relojes inteligentes, ebooks, Skype, WhatsApp, Google, Yahoo, Instagram, Facebook, computadores personales, impresoras, pantallas en los autos, pendrives, diskettes, CD, televisión por cable, Nespresso, Spotify, Twitter, Alexa, Echo, comprar online, hacer transferencias, cajero automático, bicicletas y autos eléctricos, energía solar, robots que operan, fibra óptica, internet (bendita, sin ti no podríamos vivir), bluetooth, Siri, Tesla, Amazon, Netlix, Blockbuster, Google Translate, la Red Bull, sucralosa, stevia, las punto com, las punto org, las punto cl, las I (Ipad, Iphone, etc), Evernote, audífonos sin cable…

 

Cosas que han desaparecido ( o a punto de)

 

Fax, cabinas telefónicas, teléfonos públicos, teléfonos fijos, máquinas de escribir, la tetera, diskettes, CD, casetes, diario en papel, revistas en papel (lo dudo un poco más), las páginas amarillas y blancas, mapa físico, enciclopedia, discman, personal estéreo, la franja política, messenger, Blockbuster, ir al cine en la función de “vermouth”, cinta VHS, la carátula del CD, rollo de fotos, máquina de fotos, esperar revelar las fotos en una semana, tener que apretar un botón para grabar en una cinta de casete, que se te pierda, se averíe  el casete, el vinilo…

 

Cosas que no van a desaparecer

 

tobias-tullius-615250-unsplash.jpg

No van a desaparecer los que buscan hacer el bien y el mal

Las personas que hablan, que se toman un café juntas, escribir con lápiz (aunque cada vez menos, no va a desaparecer), quererse, tener hijos (aunque van a inventar otras formas de tener hijos), escribir, leer, los amigos y los padres, la familia, las peleas y el amor, dormir ( pueden dar con una pastilla que nos permita dormir menos y funcionar increíble), comprarse ropa, hacer deporte, reír, llorar, jugar fútbol, correr y todo tipo de deportes, el poeta, el novelista, el político decadente, las estrellas de cine y de música, el rollo de la guata, viajar, casarse, separarse, los amantes, los divorcios terribles, las mascotas (pueden ser robóticas en el futuro), soñar, la imaginación, las reuniones largas y aburridas, las reuniones cortas y efectivas, los malentendidos, la lata de limpiar y ordenar (van a existir robots que nos ayuden, ya existen, creo), cocinar por gusto, retar a los hijos, al marido, a la esposa, ayudar a los enfermos, ayudar a los que sufren después de una tormenta, que se sigan quemando las casas y construyendo edificios, árboles y océanos. Cantar karaoke y jugar cartas. Bañarse en el mar, en la piscina y en el río, tomarse un trago, comer papas fritas con ketchup, una torta de chocolate, el manjar, teñirse el pelo, ir al baño, pedirle a tu amiga que te ayude, ver una película, leer un buen libro, comer pan con palta, los desbocados, los desubicados, los malos, los ladrones y estafadores, los asesinos en serie, amar, el amor, los tiernos, los tímidos, los demasiado inteligentes y demasiado tontos, los que son arriesgados, los que quieren aprender todo el rato, los lateros y los patudos. Las religiones, la meditación, colorear, olvidarse de los cumpleaños, de las fiestas, de las comidas, querer ser flaco, ser hipster, hippie, intelectual, deportista, religioso, asceta,  vivir en el campo, en la ciudad top como Nueva York, o aislarse en el sur de Chile, que te hagan cosquillas, tirarse piqueros, tener hambre, sueño, que te caiga mal alguien, que te dé fiebre y te piquen los zancudos, pintarse las uñas, llegar tarde, tener sueño en la mañana, desvelarse, que te dé calor en el verano y frío en el invierno, tejer, seguir, seguir soñando en un mundo mejor…

 

¿Qué agregarías a estas listas?

Libro de la semana “Las Cosas” de George Perec

Si te gusta mucho esta entrada, ¿me regalas un "me gusta"? También, sería increíble que lo compartas en tus redes.