Mis lecturas julio 2018

Mis lecturas a julio 2018

Estamos finalizando el primer semestre.  Una buena forma de mejorar mis lecturas, es haciendo un balance de lo que he leído hasta hoy. 

En un cuaderno llevo un registro de mis lecturas e idealmente escribo un pequeño comentario. He probado muchos métodos, pero hace un par de años decidí que lo mejor era trabajar con un cuaderno tradicional. Antes lo hacía en libretas tipo Moleskine especialmente diseñadas para un catálogo de lecturas, pero es mejor el cuaderno. 

También  he ocupado Zotero. Es un programa para organizar las citas -muy bueno- pero requiere de mucho tiempo y solo funciona en el computador y no como aplicación en el teléfono. Lo bueno de Zotero es que puedo anotar las citas que me gustan. Otra forma  que he probado es con Evernote. Escaneo el párrafo, la frase, la página . Pero la verdad, es que ninguna de estos sistemas me ha resultado eficiente, volví a lo más arcaico y sencillo: lápiz y papel.

 

IMG_5056.JPG

Mi meta es llegar a  

40 libros en el

 2018  ¿podré?

 

 

 

 

 

 

 

Hoy llevo 18. El año pasado a la misma fecha iba en 10. ¿Por qué aumenté tanto? Simplemente porque al comenzar el 2018 me propuse volver a leer como antaño.

He sido rigurosa. Lo primero que hice  fue apartar más de 30 minutos diarios para la lectura, sin contar los minutos de la noche antes de dormirme.  Es decir, volví al pasado. Así solía leer antes de internet, google, las redes sociales, WhatsApp. Así pude terminar Solenoide y eso me llevó a agarrar otra vez el buen hábito de la lectura. Desgraciadamente he vuelto a perder el ritmo, ya sea porque estoy con muchas cosas, o porque se me ha olvidado mi iniciativa.

La antesala al buen hábito comenzó en octubre pasado. Estaba ansiosa. Lo único que deseaba era comenzar otra novela. Tenía una historia que me daba vueltas, pero no era capaz de armar algo consistente. Adopté dos medidas. Me propuse enfrentarme diariamente   y la segunda, leer de manera intensa. Estas dos estrategias me condujeron a una escritura libre. Gracias a ese afán de escribir y leer comencé por fin la nueva novela en noviembre.  

Mis lecturas hasta julio del 2018

1. Little Fires Everywhere, Celeste Ng

2. Jeidi, Isabel M. Bustos

3. First they killed my father, Loung Ung

4. The sacred willow,  Mai Elliott  

5. Everything I didn’t tell you, Celeste NG

6. Berta Isla, Javier Marías

7. La Puerta, Magda Szabó

8. La balada, Magda Szabó

9. El alma se extingue, Lajos Zilahu

10. Solenoide, Mircea Certarescu

11. La edad de la inocencia, Edith Wharton

12. Botchan, Natsume Soseku

13. Apegos feroces, Vivian Gornick

14. Canción dulce, Leila Slimani

15. La boda de mi hermano, F. O. Connors

16. Cecil Beach, Ian McEwan

17. Las cosas que perdimos en el fuego, Mariana  Henríquez

18. Rebeca, Daphne du Maurier

¿Cuál ha sido la preferida? ¿Cuál recomiendo?  7,8, 9, 13, 14 y 16. Y si quieren leer algo actual de la narrativa argentina, escojan  Las cosas que perdimos en el fuego.

Por lo general cada año leo entre 30 a 35 libros. Aspiro a  60, pero es difícil. Puede ser que esa meta me la ponga para el 2019. Por ahora, espero terminar este año con 40 libros en mi registro.

Estoy leyendo uno de Siri Hulvert, tengo varios en mi velador y demasiados esperándome en mi biblioteca. Además de los que siempre encuentro en la librería.

Y bueno, repaso los cuentos de Chejov para mis alumnos del taller creativo.

Cuéntame ¿qué estás leyendo hoy?