Un camino de dudas

Escribo esta mañana otoñal mientras bebo un té demasiado cargado. Ayer comencé esta entrada cuando el sol ya se escondía y el  feriado del 1ro de mayo llegaba a su fin. La mayoría de los chilenos descansaban de sus trabajos, yo, en cambio, con alegría me dediqué a ponerme al día en varios pendientes.

Cada día, menos los sábados publico “Cosas de”.

Cada día, menos los sábados publico “Cosas de”.

Las dudas sobre mi actividad en redes sociales me han asaltado en el último tiempo. Llevo varias semanas. ¿Quiénes son mis lectores? ¿Vale la pena generar contenido especial para Instagram, Facebook y Twitter? ¿Debería modificar mi estrategia? ¿ Detener mis publicaciones o más bien, cambiar el contenido?

Son más de 8 meses generando contenido relacionado con la escritura, creatividad y literatura. Mi sello es “Cosas de”. Así cada día de la semana tiene su propio post. Pero este martes sucedió algo me llamó mucho la atención. Terminé de leer un libro maravilloso, “Jacob, Jacob” de Valerié Zenatti y fue tanta la emoción,  que sentí la necesidad de escribir sobre el mismo en Instagram. No me pregunten mucho sobre los motivos, fue una pulsión, quería compartir la lectura. Esto publiqué:

fullsizeoutput_47ab.jpeg

 

Acabo de terminar de leerlo. ¿Les ha pasado que llegan a ese momento en que la respiración casi se les corta por la emoción? ¿Por la belleza de su prosa? Te preguntas ¿cómo se puede escribir así? Esta es la historia de destierro, de la familia y de la muerte, de Europa, Francia, Argelia y los nazis, de los judíos y los árabes. Es la historia nuestra que nos ha marcado.

Es un canto escrito, es música en palabras sobre el papel.

Leer estas maravillas te paraliza. ¿Para qué escribir si existen otros autores tan extraordinarios? Mi crisis se refleja en qué jamás podré igualar a una autora así, recién la descubro, no sé si por recomendación de @belugui@boulevardliterario u otro, sea quién sea ¡Gracias! 

Mañana es feriado aquí en Chile, tengo que volver a escribir, creer en mí y desafiar las inseguridades. Debería aprender de memoria el libro de Zenatti para trabajar así, su oralidad en el papel. Gracias a @armaeniaeditorialpor publicar a @Valeria Zenatti 

 

Esta entrada obtuvo 40 me gusta y 11 comentarios. Eso no me había sucedido con “Cosas de”. ¿Es una señal? ¿Un indicio que debería generar contenido relacionado con la lectura? Pero por otra parte yo soy escritora, no una que reseña libros. Entonces me encuentro en una disyuntiva. ¿Debería hacer un mix de contenidos? ¿Abandonar por completo “Cosas de”? O quizás publicar menos, pero más extenso. Dudo que sean muchos los que realmente leen.

 Así cómo desconozco el impulso que me acompañó a escribir esta reseña de “Jacob, Jacob”, hoy me lanzo en el blog preguntándome cómo hacer que te lean más. No es el afán de tener miles de seguidores, sino el afán de encontrar más lectores que también vibren como yo con la literatura.

Es un camino arduo, lento, difícil.

Con dudas.

 ¿Qué opinas? Déjame tu respuesta aquí .

Jacob, Jacob de Valeria Zenatti
— Libro de la semana
Salmodiar: cantar algo con cadencia monótona
— Palabra de la semana