Carla Guelfenbein al teléfono con Karen Codner

Carla Guelfenbein al teléfono con Karen Codner

Carla Guelfenbein es la primera entrevistada del blog y del podcast que lanzaré la otra semana. ¡No se lo vayan a perder!

Será un show de entrevistas sobre la vida creativa de escritores de vanguardia con preguntas y conversación.

El primer libro de Carla Guelfenbein –éxito de ventas y con excelente crítica– El revés del alma marcó un antes y un después en la historia de la narrativa chilena. Bióloga de profesión, también diseñadora hasta que se dio cuenta de que su pasión era la escritura. La entrevista que a continuación les presento saldrá pronto en un podcast en su versión completa.  Recientemente ella publicó La estación de las mujeres que es una novela extraordinaria sobre historias de 4 mujeres, sobre el amor y la pérdida.

Aquí un adelanto de la entrevista.

 –¿ Cuántas veces editas el texto?

Billones de veces… el proceso más o menos es como un año y medio de escritura hasta llegar a ese punto que dices:  hasta aquí voy a llegar con la historia. Y después pueden ser dos a tres años de corrección. O sea, imagínate la cantidad de veces que la corrijo.

Los rusos son

Grandiosos.

 –Los norteamericanos recuerdan…

Nos recuerdan lo profundo que yace bajo la banalidad.

-Los franceses nos regalan…

Una tajada de francesismo.

 –Los latinoamericanos están…

Están volviendo a ocupar el lugar que les corresponde en la literatura internacional.

 –Y los escritores chilenos somos...

 Grandes narradores.

 –¿Qué clásico hay que leer, y releer, una y otra vez?

 Ana Karenina. Pero también, otro clásico que leo constantemente es la poesía de Cavafis que me inspira muchísimo.

–¿Algún clásico que no hayas podido terminar?

Hay varios, el que no he terminado nunca y que tampoco lo veo como una, como algo cerrado, porque voy a leerlo en algún minuto es Ulises.

carla.guelfenbein.jpg

-Cinco consejos para escritores nóveles

Leer, leer, leer, leer  y leer.

 –Tres aciertos que has cometido como escritora.

Hay tres elementos, virtudes podríamos decir que me han ayudado muchísimo: la obsesión, la rigurosidad, esas correcciones eternas, esos dos tres años de corrección y la libertad, como llegué tarde a las letras tenía una sensación de que no me estaba jugando la vida y eso me ha dado libertad a la hora de escribir.

 –Tres errores que has cometido como escritora

He cometido millones y millones de errores pero son parte del proceso. Yo a veces leo mi primera novela y obviamente que es una obra de una primeriza, pero no la cambiaría porque eso es lo que es. ¿Cómo cambiar una vida?

Si volvieras el tiempo atrás ¿Qué harías distinto? 

Habría sido más generosa con mi madre… yo era muy chica, muy inmadura, muy egocéntrica.

 –¿Cómo te relajas?

 –Corriendo… soy corredora.

Cuéntame aquí ¿has leído a Carla Guelfenbein?